«Estoy lleno de Dios»

 

Salmos 32:1
“¡Cuán bienaventurado es aquel cuya transgresión es perdonada, cuyo pecado es cubierto!”